Hormigón celular

Llamamos hormigón celular u hormigón ligero al producto obtenido por la mezcla de cemento, árido y espuma.

Tipos de hormigón celular

Podemos diferenciar entre dos tipos de hormigón celular:

1. Hormigones celulares preparados únicamente con cemento y espuma. Este tipo de productos, posee una densidad inferior al preparado con árido, lo que le confiere un mayor poder de aislamiento térmico. Es un producto empleado frecuentemente para la realización de rellenos, recrecido de forjados y formación de pendientes en cubiertas. Se suelen obtener resistencias a compresión del orden de 10 a 20 Kg/cm², dependiendo de la cantidad de cemento empleada, que suele oscilar entre los 300 y 500 Kg/m³.

Este tipo de material admite terminaciones superiores, mediante morteros de acabado o cementos cola para colocación de plaquetas. Otra de las ventajas de este producto es su rapidez de colocación, existiendo en el mercado equipos autónomos con capacidad de hasta 12 m³/hora, a los que solo hay que alimentar con agua, aditivos (Espumógeno) y cemento en sacos.

2. Hormigones celulares preparados con una mezcla de áridos, cemento y espuma. Este tipo de productos, posee una densidad mayor, ya que incorpora una porción de áridos, con una granulometría inferior a 2 mm. Las densidades que se obtienen oscilan entre los 600 y 1200 Kg/m³, a las que corresponderán dosificaciones de árido de 200 a 750 Kg/m³ y dosificaciones de cemento de 300 a 400 Kg/m³. Podemos obtener mayores resistencias a compresión que con los hormigones del primer tipo, siendo estas de 60 a 400 Kg/cm², dependiendo de la dosificación. Debido al aumento de su densidad, estos productos poseen menor coeficiente de aislamiento térmico que los del primer tipo. El empleo de este tipo de materiales, está encaminado a la fabricación de bloques y paneles prefabricados, pudiendo también emplearse para determinados recrecidos.

Actualmente, se está introduciendo espuma en diferentes tipos y preparados de mortero, yeso y escayola, con el fin de rebajar sus densidades finales y mejorar su aislamiento térmico, incluso abaratar el costo del material base, ya que la inclusión de espuma en el mortero tiene poca repercusión económica sobre el producto terminado.

¡Solicita más información!

Puedes ponerte en contacto con nosotros a través de nuestro número de teléfono 686 46 20 72, o si lo prefieres, puedes hacerlo a través de nuestro email comercial@imbombeo.com.

¡Pide presupuesto sin compromiso!